Sin duda podrán encontrarse muchas notas de esta película, tal vez algunas mejores que esta, pero ninguna con el estilo de SQM.
"Victory", también conocida como "Escape to Victory" (de ahí que en español se la conozca como "Escape a la victoria", aunque en España la llamaran cruelmente "Evasión o victoria"), fue filmada en 1981 con la intención de aprovechar el furor futbolero que se acercaba debido al mundial de España 1982.
Dirigida por el gran John Huston, la historia transcurre durante la Segunda Guerra Mundial y cuenta la historia de un grupo de prisioneros de un campo de concentración de Gensdorff. Luego de ver a los prisioneros jugando al fútbol a un oficial alemán se le ocurre organizar un encuentro entre una selección alemana y los prisioneros. Los aliados en un principio se niegan, pero se dan cuenta de que es su oportunidad para escapar y por eso deciden jugar. El plan original era fugarse en el entretiempo, pero eso cambiará con el correr del encuentro...
Lo que hace memorable a este film es su reparto, aunque más que por los actores (Silvester Stallone, Michael Caine y Max Von Sydow) por los jugadores de fútbol que actuaron en la misma : Pelé (campeón del mundo con Brasil en 1958, 1962 y 1970), Osvaldo Ardiles (campeón del mundo con Argentina en 1978), Bobby Moore (campeón del mundo con Inglaterra en 1966), Paul Van Himst (Selección de Bélgica), Kasimierz Deyna (Selección de Polonia, en 1978 Fillol le atajó un penal), Alvaar Thoresen (Selección de Noruega), Mike Summersbee (Selección de Inglaterra), Co Prins (Selección de Holanda) , Russell Osman (Selección de Inglaterra), John Wark (Selección de Escocia), Søren Lindsted (Selección de Dinamarca) y Kevin O'Callaghan (Selección de Irlanda). Cabe destacar que algunos de los jugadores que aún estaban en actividad pertenecían al Ipswich Town de Inglaterra (lo mismo que varios extras) y que uno de los mejores arqueros de la historia, Gordon Banks, fue el "coach" de Stallone en el arco.
Y la cosa va así. Una vez que los prisioneros aceptan disputar el partido para intentar escapar Stallone pide sumarse, pero jugando es de madera. Ahí caen en la cuenta de que la única forma de incluirlo es en el arco y como justo el arquero titular (interpretado por Kevin O'Callaghan, que en la vida real era delantero) tiene miedo de fugarse, le quiebran el brazo para suplantarlo por el buen amigo Silvestre.
Verlo a Stallone en el arco no es gracioso, más bien da pena. No tiene idea alguna de lo que es el fútbol y eso se nota en cada toma, más allá de la ayuda de Banks.
Volviendo a la historia, van a jugar, los alemanes pegan como locos, lo lesionan a Pelé (que insólitamente interpretaba a un prisionero nacido en Trinidad y Tobago), y el primer tiempo termina 4-1 a favor de los alemanes.
Llega el entretiempo, los prisioneros van hasta un túnel previamente cavado para escapar de los nazis, pero ahí los muchachos comienzan a dudar. Entonces, es el mismísimo Ardiles el que propone quedarse y finalmente Pelé convence a todos al pronunciar la frase: "Si nos vamos ahora, perderemos algo más importante que un partido". Y eso que el brasilero estaba lesionado, así que medio como que les transfirió la responsabilidad a sus compañeros.
Después viene una remontada histórica y el equipo de prisioneros logra empatar con un gol de chilena de Pelé (video acá), que había reingresado en los minutos finales, y que provoca el aplauso de un jerarca nazi. Pero cuando los muchachos ya saboreaban el empate, sin pensar que por ello serían fusilados al culminar el encuentro, sucede lo terrible, sucede Stallone.
Silvester no quería perder el protagonismo así que pidió, en medio de la filmación, que se agregara una escena en la que él convertía el tanto de la victoria. Luego de que le explicaran que los arqueros no metían goles, hoy en día algo más común, decidieron agregar la escena de un penal no prevista en el guión original. Así que sobre la hora Ardiles comete un penal, un alemán con cara de malo lo patea y Stallone, con una cara de malo (o de piedra) aún peor, lo ataja y festeja saltando como una colegiala (video abajo). ¿Tan fácil?, no amigos: en la filmación hubo que patearlo varias veces por que el actor que encarnó a Rocky no lo atajaba, ni aún sabiendo de antemano a donde iba la pelota. Incluso el gran Ozzy Ardiles fue el encargado de patear en alguna ocasión intentando que el arquero sin manos la agarrara.
Y lo anterior nos lleva a otro tema. Esta película tiene una legión de seguidores que incluso crearon una página en su honor (actualmente está en reparación). En la misma aún hoy siguen discutiendo quien fue el mejor jugador del partido, así que repasemos los candidatos:
Stallone: Ataja el penal decisivo pero se come cuatro goles en el primer tiempo. De haber atajado una sola pelota antes, no se hubiera llegado al penal definitorio.
Pelé: Mete el gol del empate pero no juega la mayoría del encuentro por una lesión. Pechofrío.
Ardiles: Un gol maradoneano (video acá), ingerencia en otros goles, realiza varios lujos. Más allá del penal, agregado al guión a último momento, es claramente la figura del encuentro. La calificación mínima que merece es un ocho.
Para muchos esta película está basada en un hecho real, pero en realidad está basada en una película que si está basada en un hecho real. ¿Como es esto?
"Escape a la victoria" está basada en la historia de “Két félidő a pokolban” ("Two half-times in Hell" o "Match en el infierno" como le pusieron en español), un film húngaro de 1961. "Nada que ver con la fantochada de Escape a la victoria, que dieron hace poco, como segunda versión en technicolor y cinemascope, de aquella digna Match en el Infierno" escribió Fontanarrosa en "El fútbol es sagrado".
La historia de "Match en el Infierno" es similar a la de "Escape a la victoria" solo que es un solo prisionero, Jo (un jugador profesional húngaro), quien se niega a escapar por que desea jugar el partido. La diferencia es que luego de que sus compañeros le explicaran que ganando o perdiendo los iban a matar, Jo acepta e intentan huir pero los atrapan. Finalmente disputan el encuentro, los alemanes se ponen en ventaja pero ahí aparece Jo para cambiar todo: "En treinta minutos dio vuelta el partido, hizo tres pepas y hasta le puso la pelota del gol del triunfo al narigoncito judío que jugaba de once y que tuvo la mala idea de ir a gritárselo a la tribuna alemana, adonde estaba la barra brava de los nazis. Los alemanes se enojaron y no esperaron hasta la pitada final. Ahí no más los cagaron a tiros a todos, certificando que es muy difícil ganar de visitantes" cuenta Fontanarrosa. Lo anterior la diferencia de "Escape a la victoria" en la que finalizando el encuentro los espectadores invaden el terreno de juego y se llevan a los jugadores, consiguiendo así el tan anhelado escape.
Pero, tal como decíamos, esta película si estaba basada en un hecho real. "Un monumento recuerda, en Ucrania, a los jugadores del Dínamo de Kiev de 1942. En plena ocupación alemana, ellos cometieron la locura de derrotar a una selección de Hitler en el estadio local. Le habían advertido: Si ganan mueren. Entraron resignados a perder, temblando de miedo y de hambre, pero no pudieron aguantarse las ganas de ser dignos. Los once fueron fusilados con las camisetas puestas, en lo alto de un barranco, cuando terminó el partido" cuenta Eduardo Galeano en "Fútbol a sol y Sombra". Si embargo hasta la fecha se duda de la total veracidad de la historia y muchos aseguran que fue una leyenda creada para dar fortaleza a la resistencia soviética en Ucrania (más sobre este hecho en esta nota).
Entretanto, con el paso de los años "Escape a la victoria" sigue sumando adeptos y hoy en día hasta se venden replicas de las camisetas del equipo de los aliados (incluso se subasta una firmada por Pelé, Stallone y Michael Caine). Pero a no confundirse: la que yo quiero es la de Ardiles, sin duda "The Man of the Match".

10 comentarios

Lucho dijo... @ 9:04 p. m.

Vi esta película en dvd. Y lo que se postea es 100% verdad.

Anónimo dijo... @ 8:43 p. m.

Peliculón. Desconocía el detalle de las demás estrellas futboleras, además de Pelé, Ardiles y Moore. Ojala algún día hagan una remake. Propongo a Ortega para el papel que hiciera Ardiles, dejar de lado el final hollywoodense y que cuando termina el partido los maten a todos, como en Match del Infierno.

Anónimo dijo... @ 1:27 p. m.

Muy buen post te felicito.

Martín dijo... @ 8:11 a. m.

Es una gran película... La escena del gol de Ardiles es inolvidable. Coincido, es la figura del partido.

LGS dijo... @ 12:24 a. m.

realmente Ardiles la rompe... y la bicicleta que tira contra un nazi es de un desparpajo total... cada vez que la dan, la sigo mirando... y si, stallone es penoso! jeje.

Anónimo dijo... @ 9:34 a. m.

Es todo un cuento, si bajaba Goebbels y Hess le hacian 8 a Stallone.

Anónimo dijo... @ 5:42 p. m.

OIGAN DND PUEDO VER LA PELICULA ESK LA HE ESTADO KERIENDO VER Y NADA.NO LA PUEDO VER XFA DIGANM DND NO? Y SI ESTA MUY BUENA LA PELICULA

Anónimo dijo... @ 12:00 a. m.

en las peliculas siempre ganan estos f..rros
alemania siempre fue superior en los deportes, especialmente en el futbol, ahora no tanto, pero en esa epoca, mucho
si entraba hitler y himmler hacian una dupla que le iba a dejar con el c.lo mirando al cristo redentor a ese negro peleLA

Carlos dijo... @ 8:42 p. m.

Anónimo, estás mal informado. En el mundial de 1938, Alemania no pasó de cuartos, incluso jugando con más de la mitad de jugadores de Austria (a la que había anexado en Marzo de ese año). Les ganaron muy bien los suizos por 4 a 2. El técnico de esa Alemania era un joven Sepp Herberger, y el verdugo fue Andre Abegglen, que fallecería poco antes de finalizar la guerra. Acá hay un video sobre eso:

http://www.youtube.com/watch?v=sENCbVxzzvQ



Anónimo dijo... @ 11:38 a. m.

creo que hay un pequeño error en la reseña estimado. Según recuerdo, Stallone se suma al equipo por joda y lo ponen como arquero poque en footbal americano el era "habil" con las manos. Pero Stallone se escapa del campo y se contacta con la resistencia entonces una minita le cuenta que tienen el plan de rescatar al equipo en el entretiempo pero que él tenía que volver al campo para avisarles. Luego de protestar accede y se deja capturar pero lo ponen en confinamiento solitario, entonces es ahí que para justificar la necesidad de un arquero al pobre de Kevin O'Callaghan le rompen el brazo (no era que tenia miedo de escaparse).

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 
Clicky Web Analytics